Nuevas posesiones en Alcaldías, Gobernaciones y Cargos Públicos; Nuevos PEP

En un mundo en constante cambio, la renovación de los cargos públicos es un fenómeno que merece nuestra atención. En primer lugar, este artículo se centra en las recientes posesiones en Alcaldías, Gobernaciones y otros Cargos Públicos, tanto a nivel nacional como regional, que han dado lugar a un nuevo panorama político en varios países de América Latina.

De esta forma, el término Personas Expuestas Políticamente (PEP) se refiere a individuos que ocupan o han ocupado posiciones de importancia pública, y que, por lo tanto, están en una posición que podría ser potencialmente explotada para el lavado de dinero o la financiación del terrorismo. Por esta razón, con cada cambio de guardia, surgen nuevos PEP, y es crucial entender quiénes son, cómo se les clasifica y qué medidas se deben tomar para prevenir y combatir el abuso de poder. A lo largo de este artículo, exploramos las implicaciones de estas nuevas posesiones, el impacto que tienen en nuestras instituciones y la importancia de la vigilancia continua para garantizar la transparencia y la integridad en nuestros sistemas políticos y financieros.

Clasificación de los PEP;

Estar clasificado como un PEP simboliza que se reconoce que una persona puede representar un mayor riesgo para la integridad del sistema financiero debido a su posición de poder y a la posibilidad de que acepte sobornos, se involucre en temas de corrupción, y ofrezca su posición para blanquear capital. Las PEP se clasifican en tres categorías principales;

  • PEP nacionales: Son individuos que ocupan o han ocupado cargos públicos importantes a nivel nacional en su país de residencia. Esto puede incluir, pero no se limita a, jefes de estado, altos funcionarios gubernamentales, jueces y militares de alto rango. Debido a su posición, las PEP nacionales pueden tener un acceso sin precedentes a recursos estatales y pueden estar en una posición para tomar decisiones que impacten significativamente en la economía y en la sociedad.
  • PEP extranjeras: Son personas que desempeñan o han desempeñado funciones públicas importantes en un país extranjero. Esto puede incluir individuos que ocupan o han ocupado cargos gubernamentales, judiciales o militares en otro país. Las PEP extranjeras pueden representar un riesgo debido a su potencial para explotar las relaciones internacionales para su beneficio personal o político.
  • PEP de organizaciones internacionales: Son individuos que ocupan o han ocupado puestos de alto nivel en compañías internacionales. Esto puede incluir a altos ejecutivos de empresas multinacionales, así como a funcionarios de alto nivel de organizaciones internacionales como las Naciones Unidas, la Unión Europea, el Banco Mundial, entre otros. Las PEP de organizaciones internacionales pueden tener acceso a grandes cantidades de recursos y pueden estar en una posición para influir en las políticas y prácticas a nivel global.

Es importante destacar que ser una PEP no implica necesariamente que una persona esté involucrada en actividades corruptas. Sin embargo, debido a su posición de poder y a su acceso a recursos significativos, las PEP pueden representar un riesgo mayor de involucrarse en corrupción, lavado de dinero y otros delitos financieros. Por lo tanto, es crucial que las instituciones financieras y otras entidades realicen un monitoreo y una diligencia debida mejorada para las PEP.

Medidas para prevenir y combatir el abuso de poder por parte de las PEP;

Para prevenir y combatir el abuso de poder por parte de las PEP, se pueden tomar varias medidas;

  • Impulsar el liderazgo ciudadano: Fomentar la participación activa de los ciudadanos en el combate a la corrupción y la impunidad puede ser una forma efectiva de controlar el poder de las PEP.
  • Fortalecer la integridad: Tanto en los procesos de contratación pública como en el sector privado, mantener altos estándares de integridad puede ayudar a prevenir el abuso de poder.
  • Implementar mecanismos de revisión: Estos pueden ayudar a garantizar que las PEP estén cumpliendo con las leyes y regulaciones.

Implicaciones de estas nuevas posesiones:

Las nuevas posesiones en Alcaldías, Gobernaciones y Cargos Públicos pueden tener un impacto significativo en la forma en que se administran estas instituciones. Por ejemplo, la introducción de nuevas posesiones puede llevar a cambios en la forma en que se administran los recursos, lo que puede tener implicaciones para la eficiencia y la equidad.

Estos cambios pueden afectar a una amplia gama de áreas, desde la asignación de recursos hasta la toma de decisiones estratégicas. En términos de eficiencia, las nuevas posesiones pueden permitir una gestión más eficaz de los recursos, lo que puede resultar en una mayor productividad y un mejor rendimiento. En cuanto a equidad, las nuevas posesiones pueden promover una distribución más justa de los recursos, lo que puede contribuir a reducir las desigualdades y promover la justicia social.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos cambios también pueden presentar desafíos. Por ejemplo, la introducción de nuevas posesiones puede requerir una reestructuración significativa de las instituciones existentes, lo que puede ser un proceso complejo y desafiante. Además, estos cambios pueden tener implicaciones significativas para los individuos y las comunidades que dependen de estas instituciones.

Impacto que tienen en las instituciones:

Estos cambios pueden tener un impacto profundo en nuestras instituciones. Por ejemplo, las instituciones educativas están enfrentando nuevas realidades y problemáticas que demandan nuevas respuestas. Además, los sistemas educativos del siglo XXI están experimentando tendencias que apuntan hacia aspectos como la concepción del currículo como concreción de una teoría pedagógica y como un plan en permanente construcción.

El Decreto 830 de 2021 establece una nueva regulación de PEP en Colombia, que incluye nuevos cargos y actividades que deben ser considerados como PEP. Esto implica que las entidades financieras y otras obligadas a reportar deben aplicar medidas especiales de debida diligencia y control a estas personas, lo que puede tener un impacto en sus relaciones con las instituciones. Además, las PEP pueden tener un rol clave en la formulación e implementación de las políticas públicas, especialmente en el ámbito educativo, donde se requiere una gestión eficiente y transparente de los recursos y los proyectos.

Importancia de la vigilancia continua:

La vigilancia continua es esencial para garantizar la transparencia y la integridad en nuestros sistemas políticos y financieros. La transparencia y la rendición de cuentas no son solo pilares imprescindibles de la gestión pública, sino también el cimiento sobre el cual se construye la confianza del público en sus instituciones. Es importante destacar que las decisiones que se tomen por parte del gobierno deben estar al alcance de los ciudadanos de una manera accesible, clara y veraz. Esto no solo favorece a la constante vigilancia de los recursos públicos, sino que también asegura que estos se ejerzan en estricto apego a la ley.

Además, la transparencia y la rendición de cuentas promueven la participación ciudadana activa, permitiendo a los ciudadanos desempeñar un papel más directo en la toma de decisiones y en la supervisión de cómo se utilizan los recursos públicos. Esto, a su vez, puede llevar a una mayor eficiencia en la gestión de los recursos, ya que los ciudadanos pueden identificar y señalar posibles áreas de despilfarro o corrupción.

Un gobierno que es transparente en sus acciones y decisiones es menos probable que enfrente resistencia o descontento público, ya que los ciudadanos tienen una mejor comprensión de las razones detrás de las decisiones tomadas. Del mismo modo, la transparencia en el sistema financiero puede ayudar a prevenir la especulación y el pánico financiero, ya que los inversores y el público en general tienen una visión más clara de la salud financiera de las instituciones.

Responsabilidad de las empresas en la gestión de las PEP:

Las empresas tienen una responsabilidad significativa en la gestión de las Personas Expuestas Políticamente (PEP). Veamos algunas;

Identificación y Monitoreo: Las empresas deben identificar y monitorear a las PEP para evitar verse involucradas en delitos financieros. Esto puede ser un desafío, ya que las PEP pueden incluir individuos que van mucho más allá de las autoridades y los políticos fácilmente reconocibles.

Gestión de Riesgos: La interacción con las PEP puede representar un riesgo para las empresas debido a las funciones públicas y al nivel de influencia que las PEP podrían ejercer. Por lo tanto, las empresas deben implementar políticas y procedimientos adecuados para gestionar estos riesgos.

Prevención de Riesgos: Las empresas que operan en regiones donde la corrupción es endémica deben reforzar sus programas de prevención de riesgos. Esto incluye la identificación y el monitoreo de las PEP, así como la implementación de medidas para combatir los delitos financieros.

Debida Diligencia Intensificada: Las empresas, al interactuar con una PEP, deben llevar a cabo procesos de debida diligencia intensificada. Esto implica un conocimiento profundo de la contraparte para determinar si existe algún riesgo de lavado de activos o de financiación del terrorismo que pueda afectar la reputación y la situación legal de la compañía. Compliance es un servicio de Risks International, este cuenta con listas PEP la cual contiene todas las personas con identificación y los cargos relacionados a este decreto.

En Risks International brindamos soluciones que ayudan a tomar decisiones seguras y ofrecemos servicios de alta calidad por parte de profesionales con experiencia. ¡Si desea consultar en Compliance y validar las Listas PEP puede solicitar sin compromiso un DEMO!

Autor: Luisa Caicedo

Fuentes:

https://www.portafolio.co/contenido-patrocinado/pep-gestion-de-riesgos-con-personas-politicamente-expuestas-584177

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *