Nicolas Petro, hijo del presidente de Colombia, es formalmente acusado y citado a juicio

La Fiscalía de Colombia ha presentado formalmente cargos contra Nicolás Petro Burgos, el hijo mayor del presidente Gustavo Petro, acusándolo de enriquecimiento ilícito y lavado de activos. Como resultado, ha sido citado a juicio. Descubra más detalles a continuación…

Este jueves, Petro Burgos asistió a su primera audiencia formal, durante la cual se le imputaron los cargos. Este proceso se origina a raíz de su detención en julio pasado, junto a su exesposa Daysuris Álvarez. Se les acusa de haber recibido, presuntamente, fondos de empresarios de reputación cuestionable para financiar la campaña electoral de su padre. La investigación sigue en curso y se espera que el juicio arroje más luz sobre las acusaciones.

La defensa de Petro Burgos intentó anular la imputación por enriquecimiento ilícito, argumentando que no había un “nexo de causalidad entre la condición de funcionario público y su incremento patrimonial injustificado”. Sin embargo, el juez desestimó la petición de anulación y permitió a la Fiscalía presentar formalmente los cargos.

En consecuencia, la Fiscalía tendrá la tarea de demostrar en el juicio que el exdiputado de la Asamblea del Atlántico recibió dinero de personas señaladas por tener lazos con el narcotráfico o la corrupción, como Samuel Santander Lopesierra, alias ‘el hombre Marlboro’, y Gabriel Hilsaca. Se alega que estos fondos se utilizaron para enriquecerse personalmente y financiar la campaña presidencial de Gustavo Petro en 2022.

Según lo relatado por el delegado de la Fiscalía, entre los años 2020 y 2022, Nicolás Petro realizó compras desmedidas de casas, autos, pagos en establecimientos de comercio y demás gastos millonarios que pierden sentido al compararlos con los ingresos que el acusado reportó tener por su labor como diputado del Atlántico.

“Por todos estos gastos usted obligatoriamente debía tener en su haber un valor total de $ 1450 millones, todo esto para poder soportarlos y acceder a ellos. Es más, entre los meses de julio a diciembre del 2022 usted realizó gastos por valor de $1205 millones, que representan el 83% en los gastos realizados en ese año. Sin embargo, se reitera que para el año 2022 usted solo contaba con $ 280 millones, por lo que existen más de $ 1000 millones que no son productos de su labor como diputado y, al no haberse reportado ni encontrado otra actividad económica legal que le genere ingresos, estos se reputan como incremento patrimonial injustificado”, manifestó el delegado de la Fiscalía.

El delegado de la Fiscalía profundizó en las acusaciones contra Nicolás Petro durante la audiencia. Afirmó que Petro no solo se enriqueció ilícitamente, sino que también ‘adquirió, invirtió, ocultó y encubrió bienes provenientes del delito de enriquecimiento ilícito’. Esta afirmación proporciona evidencia adicional para el cargo de lavado de activos.

Según el delegado, Petro utilizó una serie de tácticas financieras para ocultar la procedencia ilícita de estos bienes. Estas tácticas, que incluyen la inversión y el encubrimiento de bienes, son indicativas de lavado de activos, un delito que implica disfrazar la verdadera fuente de los fondos ilícitos para hacerlos parecer legítimos.

Este desarrollo en el caso añade una nueva dimensión a las acusaciones contra Petro y podría tener implicaciones significativas en el juicio. La Fiscalía ahora tiene la tarea de demostrar estas afirmaciones en el tribunal.

Según el juez del caso, lo que se espera es la audiencia preparatoria y las fechas posibles en las que se podría realizar son el 29 de abril o el 30 de abril de 2024, de manera presencial.

Análisis del caso:

Nicolás Petro Burgos ha estado bajo investigación por la Fiscalía desde marzo de 2023. Las denuncias provienen de su exesposa, quien ha llegado a un acuerdo de colaboración con la Fiscalía. Ella alega que Petro Burgos recibió dinero ilícito para financiar la campaña presidencial de 2022 de su padre.

Tras su detención, Petro Burgos admitió, según informes de la Fiscalía, que recibió dinero de Samuel Santander Lopesierra, un exnarcotraficante, y de Gabriel Hilsaca Acosta, hijo del polémico empresario Alfonso “Turco” Hilsaca.

Se alega que parte de este dinero fue canalizado hacia la campaña presidencial de su padre en 2022. Sin embargo, en una entrevista con la revista Semana, Petro Burgos insistió en que su padre desconocía el origen de estos fondos.

El presidente Petro ha negado estas acusaciones y ha pedido una investigación exhaustiva del caso. Incluso expresó su esperanza de que la detención de su hijo mayor le llevará a “reflexionar sobre sus propios errores”. A pesar de esto, semanas después, el mandatario visitó a su hijo en su casa de Barranquilla.

La Fiscalía de Colombia ha logrado un hito significativo en su lucha contra la corrupción, sin importar el estatus o la posición de los implicados. La acusación de Petro Burgos por enriquecimiento ilícito y lavado de activos demuestra el compromiso de la Fiscalía con la transparencia y la rendición de cuentas, reafirmando su papel crucial en la protección del estado de derecho en Colombia.

Risks International, una organización comprometida con la promoción de la transparencia y la integridad, aplaude el esfuerzo incansable de la Fiscalía General de la Nación en su lucha contra todas las formas de corrupción. Reconocemos y valoramos su dedicación y perseverancia en la defensa de la justicia y la equidad, demostrando que nadie está por encima de la ley. Su trabajo diario es un testimonio de su compromiso con la protección del estado de derecho en Colombia.

¡Contáctanos y descubre los beneficios de nuestros servicios!

Autor: Luisa Caicedo

Fuentes: https://www.elpais.com.co/colombia/lo-ultimo-nicolas-petro-fue-oficialmente-acusado-por-la-fiscalia-y-llamado-a-juicio-1158.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *