Importancia del marco institucional del sistema LA/FT en Colombia

La lucha contra el Lavado de Activos y la Financiación del Terrorismo (LA/FT) es una prioridad para las naciones de todo el mundo. En este contexto, Colombia ha demostrado un compromiso significativo para fortalecer su marco institucional y legal en esta área. Este artículo se centra en la importancia del marco institucional del sistema LA/FT en Colombia.

El sistema LA/FT en Colombia ha evolucionado a lo largo de los años para adaptarse a las cambiantes dinámicas del crimen organizado y la financiación del terrorismo. Este marco institucional no solo es crucial para la prevención y detección de estos delitos, sino que también juega un papel vital en la protección de la integridad del sistema financiero del país.

A lo largo de este artículo, exploraremos cómo el marco institucional de Colombia ha influido en la efectividad de las medidas de LA/FT, y cómo su continua evolución puede ayudar a Colombia a mantenerse a la vanguardia en la lucha contra el lavado de dinero y la financiación del terrorismo.

Marco institucional del sistema LA/FT:

El marco institucional del sistema LA/FT (Lavado de Activos/Financiación del Terrorismo) en Colombia es un conjunto de políticas, regulaciones y procedimientos establecidos por las autoridades colombianas para prevenir, detectar y sancionar el lavado de activos y la financiación del terrorismo.

Este marco incluye sistemas como el SARLAFT (Sistema de Administración del Riesgo de Lavado de Activos y de la Financiación del Terrorismo) y el SAGRILAFT (Sistema de Administración del Riesgo de Lavado de Activos y de la Financiación del Terrorismo y de la Financiación de la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva), que son implementados por las entidades obligadas para gestionar y mitigar los riesgos asociados con el LA/FT. Además, este marco institucional promueve una cultura de cumplimiento y legalidad, contribuyendo a la integridad y estabilidad del sistema financiero y económico del país.

¿Qué es el sistema LA/FT?

El Sistema LA/FT (Lavado de Activos/Financiación del Terrorismo) es un conjunto de medidas y procedimientos implementados por las entidades financieras y no financieras para prevenir, detectar y reportar actividades sospechosas que podrían estar relacionadas con el lavado de activos o la financiación del terrorismo. Este sistema incluye la identificación y evaluación de riesgos, la implementación de controles internos, la capacitación del personal, y la supervisión y reporte de transacciones y actividades inusuales o sospechosas.

Objetivo del sistema LA/FT:

Este sistema busca contribuir activamente a la seguridad nacional e internacional, previniendo y mitigando cualquier uso indebido de los sistemas financieros y económicos para fines ilícitos, tales como el lavado de dinero o la financiación del terrorismo. Al hacerlo, el Sistema LA/FT se esfuerza por promover la transparencia, la responsabilidad y la confianza en las instituciones financieras, lo que a su vez fomenta un entorno económico saludable y sostenible.

El objetivo del Sistema LA/FT es proteger la integridad del sistema financiero y contribuir a la seguridad nacional e internacional al prevenir el uso indebido de los sistemas financieros y económicos para fines ilícitos.

Sistemas de prevención LA/FT vigentes en Colombia:

En Colombia, existen algunos sistemas de prevención del lavado de activos y financiación del terrorismo (LA/FT) en diferentes sectores

SARLAFT:

SARLAFT (Sistema de Administración del Riesgo de Lavado de Activos y de la Financiación del Terrorismo): Este sistema es obligatorio para las entidades financieras y algunas entidades sometidas a inspección y vigilancia. El SARLAFT se instrumenta a través de etapas (Identificación, Medición, Control y Monitoreo) y elementos (Políticas, Procedimientos, Documentación, Estructura organizacional, Órganos de control, Infraestructura tecnológica, Divulgación de información y Capacitación).

SAGRILAFT:

Este sistema es similar al SARLAFT, pero se aplica a empresas no financieras. El SAGRILAFT busca gestionar el riesgo de que una empresa sea utilizada para lavar activos, financiar el terrorismo o financiar la proliferación de armas de destrucción masiva. Este sistema fue actualizado por la Superintendencia de Sociedades de Colombia el 24 de diciembre.

Nuevas políticas y regulaciones:

En respuesta a la segunda recomendación del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), que establece que los países deben implementar políticas de Antilavado de Activos y Contra la Financiación del Terrorismo (ALA/CFT) a nivel nacional, teniendo en cuenta los riesgos identificados, se ha introducido una nueva política.

Esta política tiene como objetivo mejorar la efectividad del Sistema Antilavado de Activos y Contra la Financiación del Terrorismo, con un enfoque particular en la lucha contra la financiación de la proliferación de armas de destrucción masiva en el país. Aprobada por el Consejo Nacional de Política Económica y Social el 9 de agosto de 2021, esta política está vigente desde entonces y hasta el año 2026.

Para reforzar el sistema, se plantean cuatro (4) objetivos específicos para trabajar en los durante los próximos 5 años:

  • Promover una gestión del conocimiento permanente de los actores del Sistema ALA/CFT.
  • Fortalecer el marco normativo ALA/CFT/CFPADM para adaptarlo a estándares internacionales y subsanar falencias existentes en algunos sectores.
  • Mejorar la gestión de la información del Sistema para suplir las necesidades y lograr mayores estándares de calidad, seguridad y oportunidad.
  • Consolidar procesos de coordinación y cooperación entre los actores que conforman el sistema para optimizar las labores de prevención, detección, investigación, judicialización y persecución de activos.

SAGRILAFT 3.0:

El SAGRILAFT 3.0 fue implementado por la Superintendencia de Sociedades de Colombia y busca que las empresas del sector real superen los estándares de cumplimiento y legalidad. Esta es una actualización de las regulaciones para la prevención de LA/FT/FPADM enfocada a empresas del sector real.

El SAGRILAFT tiene cuatro elementos clave: identificación del riesgo, la medición y evaluación del riesgo, el control del riesgo y el monitoreo del riesgo. Además, de acuerdo con la norma, el SAGRILAFT requiere tres etapas: diseño y aprobación del SAGRILAFT, supervisión y cumplimiento, divulgación y capacitación.

Elementos clave del SAGRILAF:

Identificación del riesgo:

Este es el primer paso en el proceso de SAGRILAF. Implica encontrar, reconocer y describir los riesgos. Esto incluye la identificación de las fuentes de riesgos, sus causas y sus consecuencias. Puede involucrar datos históricos, análisis teóricos, opiniones informadas y expertas, así como las necesidades de las partes involucradas. Este punto se refiere a la detección de posibles amenazas o vulnerabilidades que podrían ser explotadas para el lavado de activos o la financiación del terrorismo.

Las empresas deben clasificar los factores de riesgo de acuerdo con su actividad económica y su materialidad, y establecer las metodologías para identificar el riesgo específico, así como los riesgos asociados.

Medición y evaluación:

Una vez identificados los riesgos, se procede a cuantificar y calificar los mismos para determinar su gravedad y probabilidad de ocurrencia. Esto implica medir la probabilidad de ocurrencia del riesgo identificado. La medición del riesgo puede ser tanto individual como consolidada frente a los factores de riesgo LAFT/FPADM y los riesgos específicos identificados.

Control:

Este elemento del SAGRILAF implica la implementación de medidas para mitigar los riesgos identificados y evaluados. Las empresas deben tener controles para reducir la probabilidad de ocurrencia del riesgo. Estos controles deben ser diseñados de acuerdo con el perfil de riesgo y las características de la empresa. La norma también exige controles mínimos para impedir la realización de operaciones no ajustadas a la ley.

Monitoreo:

Este es el seguimiento continuo de los riesgos y la efectividad de las medidas de control implementadas. Cada empresa debe realizar un seguimiento o vigilancia de su perfil de riesgo, así como un seguimiento y una vigilancia para la detección de operaciones inusuales y sospechosas.

El objetivo de este elemento no es otro que mantener una labor efectiva de gestión del riesgo.

Etapas del SAGRILAFT:

Diseño y aprobación del SAGRILAFT:

En esta etapa, se desarrolla el marco del SAGRILAFT teniendo en cuenta la materialidad, las características propias de la empresa y su actividad, así como la identificación de los Factores de Riesgo LA/FT/FPADM. Este diseño debe ser aprobado en reunión por la Junta Directiva de la sociedad. Además, se deben establecer las condiciones de tiempo, modo, lugar, relevancia y prioridad con que se van a realizar las medidas de debida diligencia.

Supervisión y cumplimiento:

Esta etapa implica la supervisión continua del SAGRILAFT para garantizar su cumplimiento y eficacia. La Superintendencia de Sociedades tiene la facultad de realizar visitas remotas o presenciales, con o sin previo aviso, a las empresas obligadas. También puede realizar requerimientos de información o incluso tomar información de manera virtual, con el objetivo de verificar el cumplimiento de la implementación del SAGRILAFT.

Divulgación y capacitación:

En esta etapa, se informa a todos los miembros de la organización sobre el SAGRILAFT y se les proporciona la formación necesaria para su implementación. La empresa debe divulgar el SAGRILAFT mínimo una vez al año dentro de la empresa y con las áreas interesadas, de forma que se asegure su adecuado cumplimiento. Además, la empresa debe capacitar a sus empleados asociados y, en general, a todas las partes interesadas que considere que deban conocer el SAGRILAFT.

Es importante enfatizar que el SAGRILAFT es regulado por la Superintendencia de Sociedades en Colombia. Las empresas que deben implementar el SAGRILAFT son aquellas con ingresos totales o activos iguales o superiores a 40.000 salarios mínimos mensuales legales vigentes (smmlv), así como ciertos sectores específicos.

Beneficios de los sistemas de autocontrol y autorregulación:

Los sistemas de autocontrol y autorregulación son fundamentales para el funcionamiento eficiente y ético de una entidad, ya que permiten la gestión interna de los procesos y políticas, minimizando la necesidad de supervisión externa, veamos algunos beneficios:

Generación de valor agregado: Los sistemas de autocontrol y autorregulación permiten a las entidades gestionar sus propios procesos de manera eficiente. Esto puede llevar a una mayor productividad, lo que a su vez puede generar un valor agregado a las actividades que desarrolla la entidad.

Fortalecimiento de las prácticas gerenciales: Estos sistemas promueven la responsabilidad y la transparencia, lo que puede fortalecer las prácticas gerenciales. Además, pueden ayudar a los gerentes a tomar decisiones más informadas y justas.

Mejora de la reputación: Una entidad que se autorregula de manera efectiva puede mejorar su reputación al demostrar su compromiso con la ética y la legalidad. Esto puede aumentar la confianza de los clientes, los inversores y otras partes interesadas.

Fortalecimiento de la cultura de la legalidad: Los sistemas de autocontrol y autorregulación pueden ayudar a fomentar una cultura de la legalidad entre los empleados y colaboradores. Esto puede reducir el riesgo de comportamientos ilegales o no éticos.

Incremento de la productividad: Al permitir a las entidades gestionar y controlar sus propios procesos, estos sistemas pueden llevar a una mayor eficiencia y productividad.

Construcción de una sociedad y mercados responsables y seguros: Al promover la ética y la legalidad, los sistemas de autocontrol y autorregulación pueden contribuir a la construcción de una sociedad y mercados más responsables y seguros.

En Risks International, nos enorgullece ofrecer servicios de alta calidad, cada uno es atendido por un equipo de profesionales con una amplia experiencia y altas calificaciones. Nuestra compañía tiene una presencia sólida a nivel nacional y estamos en constante expansión para alcanzar una proyección internacional. Nuestro compromiso con la excelencia nos impulsa a proporcionar soluciones efectivas y confiables para nuestros clientes.

¡Contáctenos!

Autor: Luisa Caicedo

Fuentes: https://www.compliance.com.co/nueva-politica-nacional-contra-la-ft-fpadm/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *