Colombia Progresa en la Implementación de Finanzas Abiertas:

La Superintendencia Financiera de Colombia (SFC) ha establecido las normas generales y los estándares para el manejo seguro y transparente de los datos personales que los consumidores financieros han autorizado para ser utilizados en el diseño de productos y servicios que se ajusten a sus necesidades específicas. Este es un paso significativo en la protección de los derechos de los consumidores financieros y en la promoción de la transparencia en el sector financiero.

Con el lanzamiento de la segunda fase del proceso, Colombia está dando un paso crucial para habilitar nuevas opciones de pagos electrónicos, disponibilidad de información de productos financieros para la toma de decisiones informadas, y la portabilidad financiera. Esto permitirá la inclusión de un mayor número de colombianos en el sistema financiero, ampliando así el acceso a servicios financieros esenciales.

El núcleo de este progreso es la innovación tecnológica, que está permitiendo la construcción y consolidación de una sociedad abierta en la que los datos se convierten en un catalizador esencial para impulsar la economía popular y comunitaria. Esto está generando un valor social y económico significativo, contribuyendo al desarrollo sostenible del país.

Bogotá, 7 de febrero de 2024 – Con el objetivo de generar una mayor competencia en el mercado de crédito y facilitar la entrada de más personas al sistema financiero a través de productos que respondan a sus necesidades específicas, la SFC ha definido las reglas aplicables a las finanzas abiertas. Esta es una iniciativa clave para promover la equidad en el sector financiero y garantizar que todos los colombianos tengan acceso a servicios financieros asequibles y de alta calidad.

Con la emisión de la Circular Externa 004 de 2024, se ha iniciado la segunda fase de implementación de este modelo en el que los terceros receptores podrán acceder a los datos que el consumidor haya autorizado compartir con su entidad financiera. Esto se hará dentro de altos estándares tecnológicos de seguridad y ciberseguridad, y cumpliendo con las leyes aplicables en materia de protección de datos personales y habeas data.

De esta manera, se está dando continuidad a la adopción de este modelo de finanzas que está ganando terreno en todo el mundo y que busca empoderar a los consumidores como los únicos propietarios de sus datos financieros. Este proceso comenzó en diciembre de 2022 con la realización de las primeras mesas de trabajo entre entidades del sistema financiero supervisadas, empresas del sector real, gremios, autoridades y la SFC.

Entre las instrucciones impartidas hoy por la SFC a las entidades supervisadas se encuentran las reglas generales para la estandarización de los formatos para almacenar la información personal de los consumidores financieros, la implementación de protocolos de intercambio de información y la adopción de las reglas de seguridad de la información y ciberseguridad. Para esto, tendrán plazo hasta julio de 2025.

Además, la SFC presentó la hoja de ruta de su Estrategia de Finanzas y Datos Abiertos y el sitio web en el que ha puesto a disposición los documentos técnicos, las Guías de Experiencia de Usuario e información adicional que permitirán una mayor comprensión del modelo de finanzas abiertas. Esto no sólo será útil para los consumidores financieros, quienes podrán actualizar o revocar las autorizaciones otorgadas, sino también para las entidades participantes y los desarrolladores de software. A través del sitio web, la SFC proporcionará información actualizada sobre los procesos de diseño e implementación de las siguientes fases.

Hacia dónde vamos: fases 2 a 4

Según el Superintendente Financiero, profesor César Ferrari, “estamos construyendo las bases de unos mercados financieros competitivos y abiertos para los colombianos”. Las reglas definidas en la fase 1 y los avances de esta fase 2 se centran en las instrucciones para construir las vías que permitan compartir datos basados en los mejores protocolos tecnológicos y estándares de seguridad, de tal manera que los colombianos puedan transferir su información personal de una entidad supervisada a otra. Esto es un paso importante hacia la creación de un sistema financiero más inclusivo y equitativo en Colombia.

“Nos enfrentamos a un desafío importante: garantizar que los consumidores tengan acceso a la información de las entidades financieras”, señala el profesor Ferrari. Este objetivo se logrará en la fase 3 de nuestra estrategia, cuando establezcamos estándares para comparar y agregar productos financieros. Finalmente, la fase 4 buscará definir reglas y estándares para la portabilidad financiera, permitiendo a empresas y personas transferir su historial financiero y su dinero de una entidad supervisada a otra.

Funcionamiento del ecosistema

El funcionamiento del ecosistema de las finanzas abiertas, o “open finance” como se conoce globalmente, permite que tanto las entidades supervisadas por la SFC como las que no lo están, compartan información de sus clientes, siempre y cuando estos hayan dado su autorización explícita previa. Esto permite recibir ofertas de productos y servicios personalizados a sus necesidades, a un costo menor, con mejores tasas de interés en créditos o mejores rendimientos para sus ahorros e inversiones, entre otros beneficios.

Con las finanzas abiertas, el usuario podrá administrar y mover su información, al igual que hoy en día puede mover su dinero de una entidad a otra con solo dar su instrucción expresa a la entidad financiera.

Esto impulsa una mayor competencia e innovación en el mercado financiero colombiano y una mejor oferta de productos y servicios. Al mismo tiempo, se promueven los pagos digitales, la comparación y agregación de productos, la portabilidad financiera y el acceso a productos de crédito para personas que no tienen un historial de endeudamiento o que viven en zonas rurales o remotas del país.

La innovación es precisamente uno de los elementos fundamentales en el proceso de adopción del modelo de finanzas abiertas. Se centra en la tecnología y genera las vías para que los consumidores muevan el gran volumen de información personal que poseen, y, por ende, su huella financiera digital.

Finalización de la fase 1 de finanzas abiertas

En 2023, la SFC continuó con las mesas de trabajo público-privadas que comenzaron en 2022 y avanzó en varios estudios con el apoyo de organismos multilaterales, fomentando espacios de diálogo y discusión que contribuyeron al diseño técnico de las reglas y estándares de finanzas abiertas presentados hoy.

Las reglas definidas delinean los caminos interoperables por los que deberá transitar la información entre entidades supervisadas y terceros interesados, con la autorización expresa del consumidor financiero.

La culminación de la primera fase se convierte en uno de los hitos más importantes de los últimos 20 años para los mercados financieros del país y prepara el terreno para lo que será una nueva forma de relación de los ciudadanos con el sistema financiero.

En todo este proceso, la SFC recibió el apoyo técnico del Banco Interamericano de Desarrollo, la Red FintechLAC y el Grupo Banco Mundial. En las mesas técnicas contó con la participación de actores privados, la Superintendencia de Industria y Comercio, la Superintendencia de Sociedades, el Ministerio de las Tecnologías y de la Información, Banco de la República, la Unidad de Regulación Financiera y el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

¿Quiénes son los actores del ecosistema de finanzas abiertas?

  • Los actores del ecosistema de finanzas abiertas incluyen al consumidor financiero, que es el centro de las finanzas abiertas y tiene el control total de sus datos financieros. Decide con quién compartirlos y para qué. De esta manera, puede acceder a servicios más eficientes y competitivos, personalizar productos, recibir asesoría y gestionar integralmente su información financiera.
  • Los participantes, como las instituciones financieras, bancos, aseguradoras y cooperativas, facilitan el tratamiento de datos mediante estándares interoperables establecidos por la SFC y la regulación de protección de datos para salvaguardar la información del consumidor y prevenir riesgos de ciberseguridad, fraude y uso indebido de datos.
  • Los desarrolladores de software son esenciales en este ecosistema. Son ellos quienes materializan los estándares para crear, mantener y mejorar las soluciones tecnológicas que permiten el intercambio de información entre entidades financieras y terceros receptores de datos. Esto se logra mediante la implementación de aplicaciones móviles, plataformas web y funcionalidades de pago, entre otras. Su trabajo es crucial para el funcionamiento eficiente y seguro del ecosistema de finanzas abiertas.

En Risks International, aplaudimos y apoyamos cada paso que da nuestro país hacia la adopción de las finanzas abiertas. Reconocemos el esfuerzo y la dedicación que se ha invertido en este proceso y estamos emocionados por las oportunidades que estas innovaciones traerán para los consumidores y el sector financiero en general.

Creemos firmemente que este es un camino hacia un futuro más inclusivo y equitativo, y esperamos con interés los avances que vendrán en las próximas fases. Colombia está demostrando que puede ser un gran líder en este campo.

¡Contáctanos y conoce a fondo nuestros servicios!

Fuentes: https://www.superfinanciera.gov.co/jsp/10115041

Autor: Luisa Caicedo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *